Para que serve a utopia?

A utopia é como o horizonte. Se dermos dez passos em sua direção, se distanciará dez passos de nós. Nunca será alcançado, mas nos faz caminhar para frente.

O legado mais bonito de Eduardo Galeano, na minha opinião, é esse escrito, “El derecho al delírio“. Ele o declamou durante uma entrevista ao programa “Singulars” da TV3 da Catalunha, respondendo o que achava das palavras de ordem dos manifestantes catalãos, acampados em praças públicas: “Si no nos dejáis soñar, no los dejaremos dormir.” É um dos vídeos mais vistos do YouTube, em várias versões e idiomas.

Galeano é mais conhecido por seu livro “As Veias Abertas da América Latina: Cinco Séculos de Pilhagem de um Continente“, que embalou a esquerda sulamericana nos últimos 50 anos. Como conta a BBC Brasil, Hugo Chávez deu uma cópia do livro ao Barack Obama durante a 5ª Cúpula das Américas.

Falecido recentemente em abril, o jornalista, escritor e analista político uruguaio espantou a esquerda e alegrou a direita ao criticar sua própria obra, no ano passado, em visita ao Brasil, como noticiou a Folha: “Eduardo Galeano muda de ideia sobre ‘As Veias Abertas da América Latina'”.

“‘Veias Abertas’ pretendia ser um livro de economia política, mas eu não tinha o treinamento e o preparo necessários.”

“Eu não seria capaz de reler esse livro; cairia dormindo. Para mim, essa prosa da esquerda tradicional é extremamente árida, e meu físico já não a tolera”.

Veja-o declamando no vídeo abaixo. Clique na barra cinza depois do vídeo para expandí-la e ler o texto inteiro.

El derecho al delírio

Aunque no podemos adivinar el tiempo que será,

sí que tenemos al menos el derecho de imaginar

el que queremos que sea.

Las Naciones Unidas ha proclamado

extensas listas de derechos humanos,

pero la inmensa mayoría de la humanidad

no tiene más que el derecho

de ver, oír y callar.

¿Qué tal si empezamos a ejercer el jamás proclamado

derecho de soñar?

¿Qué tal si deliramos por un ratito?,

al fin del milenio,

vamos a clavar los ojos más allá de la infamia

para adivinar otro mundo posible:

El aire estará limpio de todo veneno que no venga

de los miedos humanos y de las humanas pasiones.

La gente no será manejada por el automóvil,

ni será programada por la computadora,

ni será comprada por el supermercado,

ni será mirada por el televisor.

El televisor dejará de ser

el miembro más importante de la familia.

La gente trabajará para vivir,

en lugar de vivir para trabajar.

Se incorporará a los códigos penales

el delito de estupidez,

que cometen quienes

viven por tener o por ganar,

en vez de vivir por vivir no más.

Como canta el pájaro,

sin saber que canta,

y como juega el niño,

sin saber que juega.

En ningún país irán presos los muchachos

que se nieguen a cumplir el servicio militar,

sino los que quieran cumplirlo.

Los economistas no llamaran nivel de vida

al nivel de consumo;

ni llamarán calidad de vida

a la cantidad de cosas.

Los cocineros no creerán

que a las langostas les encanta que las hiervan vivas.

Los historiadores no creerán

que a los países les encanta ser invadidos.

El mundo ya no estará en guerra contra los pobres,

sino contra la pobreza.

Y la industria militar no tendrá más remedio

que declararse en quiebra.

La comida no será una mercancía,

ni la comunicación un negocio.

Porque la comida y la comunicación

son derechos humanos.

Nadie morirá de hambre,

porque nadie morirá de indigestión.

Los niños de la calle no serán tratados

como si fueran basura,

porque no habrá niños de la calle.

Los niños ricos no serán tratados

como si fueran dinero,

porque no habrá niños ricos.

La educación no será el privilegio

de quienes puedan pagarla,

y la policía no será la maldición

de quienes no puedan comprarla.

La justicia y la libertad,

hermanas siamesas,

condenadas a vivir separadas,

volverán a juntarse,

volverán a juntarse bien pegaditas,

espalda contra espalda.

En Argentina, las locas de plaza de mayo

serán un ejemplo de salud mental,

porque ellas se negaron a olvidar

en los tiempos de la amnesia obligatoria.

La perfección,

la perfección seguirá siendo

el aburrido privilegio de los dioses.

Pero en este mundo,

en este mundo chambón y jodido,

cada noche será vivida como si fuera la última,

y cada día como si fuera el primero.

Sem comentários

Comente

Seu endereço de email não será publicado. Campos obrigatórios são marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Planejador de marca e comunicação. Fundador da agência NBS. Vice-Presidente do Grupo de Planejamento. Presidente do Conselho Diretor do Instituto Socioambiental. Fotógrafo amador, blogueiro e pescador idem. Saiba mais
  • Últimas do Instagram